Conozca más sobre el riego por aspersión

Saludos a quienes nos honran con su visita. Bienvenidos sean a este blog de Viveros GDV (empresa con más de 3 décadas de experiencia en todo lo referente a las plantas y a los espacios verdes) por medio del cual, buscamos tener más presencia en el medio y cercanía con el público interesado en la instalación, diseño y mantenimiento de áreas verdes, ya sea en grandes o pequeños perímetros.

El eje temático de esta entrada será el riego por aspersión, con el que miles de personas alrededor del mundo se benefician gracias a su capacidad de revitalizar a todo tipo de vegetal mediante una repartición estratégica del agua en los cultivos.

Hablaremos, con más precisión, sobre la importancia del riego en todo tipo de espacio verde, asimismo, explicaremos las singularidades del sistema de riego mediante aspersores. Recuerden que si buscan calidad y variedad en todo lo referente al mundo de los viveros y los vegetales, asistan con expertos como el personal de Viveros GDV. Dirijámonos, sin más dilaciones, a los temas que en esta entrada nos conciernen.

La importancia del riego en espacios verdes.

Las plantas, como los demás seres vivos de este bello planeta en el que moramos, necesitan de agua para su subsistencia y a la vez, para continuar reproduciéndose, multiplicándose y diversificándose. Con ello se entiende que la presencia de vida, siempre está implicada y es dependiente del líquido vital, ya sea en cantidades mínimas o mayores.

Desde los microorganismos más diminutos, hasta los animales y plantas más grades, todos ellos dependen del agua, de otra forma su extinción sería inevitable. No podemos afirmar que la presencia de tan preciado líquido es condición necesaria para la aparición de un ser viviente en otros planetas, más sí podemos afirmar que al menos en la Tierra sí lo es.

Con lo dicho se entenderá la importancia del riego, sobre todo en espacios cerrados o aislados. Es bien sabido que los cultivos requieren de agua para la efectuación de sus funciones fisiológicas y para la absorción de los nutrientes en la tierra.

Cuando un suelo no cuenta con suficiente líquido, o no es agraciado por las precipitaciones pluviales (en caso de que se cuente con áreas verdes en interiores) ni por la presencia cercana de alguna fuente natural, resulta conveniente y necesario contar con un sistema de riego que evite la deshidratación de los solares. Esta situación es aún más desventajosa en épocas de calor, las cuales son frecuentes en el interior de la república mexicana.

El riego es básicamente un método artificial que intenta suplir o imitar los mecanismos de la naturaleza con respecto a los ciclos del agua y su distribución en los ecosistemas.  El tipo de sistema de riego se determina según: la calidad del suelo; el tipo de espacio a regar ya sea interior o exterior, grande o pequeño; el personal disponible; y lo recursos económicos suficientes, puesto que la implementación de algún sistema en el sector agropecuario implica gastos considerables (tanto de instalación como de manutención).

Para que un sistema de riego opere con eficiencia, debe suministrar la cantidad exacta de líquido cuando se solicite la hidratación de los suelos, de esta manera se evita su secado y se propicia el crecimiento del germen o planta. Existen ciertos momentos críticos en cuanto a cultivos, que si no son subsanados a tiempo, pueden representar pérdidas muy serias, sobre todo para la industria agrícola. Con el fin de inhibir que algo así suceda es que fueron creados los sistemas de riego, no en vano los viveros, la industria agropecuaria, los parques, entre otros espacios, disponen de uno para su reverdecimiento continuo.

Las características singulares del riego por aspersión.

Pese a que este tipo de riego mediante aspersores no tenga mucho lugar en espacios como los huertos autosuficientes, no cabe duda que posee gran importancia para las áreas de cultivo con grandes extensiones. Sin embargo, también suelen ser implementados en las casas que disponen de césped o espacios semiamplios de cultivo.

Si nos detenemos a analizar todos los sistemas de riego disponibles en la actualidad, se llegará a la conclusión de que el riego por aspersión, es el sistema que más se aproxima a los modos en que la naturaleza distribuye el agua en los variados ecosistemas, en especial, aquellos donde abundan la vegetación y la humedad. Los riegos por goteos brindan humedad subterránea pero no alteran la humedad ambiental, lo cual está muy lejos de ser un aspecto positivo.

Entre las ventajas del riego con aspersores, destacan las siguientes:

  • Se estabilizan y regulan los niveles térmicos de la planta por completo, y no sólo en las raíces.
  • Pueden regarse sin dificultad áreas desniveladas.
  • Limpia el polvo del vegetal, evitando que se vea en malas condiciones.
  • Se ahorra más en recursos y manutención que el riego a mano o a manta.
  • Se imita el riego por precipitación pluvial, es decir, opera de la misma manera que la madre naturaleza.

Este sistema de riego se clasifica en diversos tipos. Básicamente se divide en dos, a saber, móviles y estacionarios. Cada uno proporciona diversos beneficios, según el tipo de suelo a humedecer, así como su extensión. Si desean saber cuál es el más adecuado a su perfil, acudan con expertos como los que trabajan en Viveros GDV que les orientarán durante la elección de algún tipo de sistema de riego por aspersores.  No dejen de visitarnos, nos vemos en la próxima entrada de este blog que ponemos a su disposición, ¡hasta la próxima!

Posts recientes

Escribe tu palabra y pulsa enter para buscar

macetas de fibra de vidriopaisajista